lunes, 19 de septiembre de 2016

PARA REYES, PÍDETE UN HUMANO

Pues sí, a este paso, igual que tenemos en nuestra mente la típica y enternecedora imagen del cachorro de golden retriever en una caja de regalo, pronto tendremos la de un bebé envuelto en virutas de porexpan.


Cuando se diseña algo, siempre se lleva a los extremos para ver sus consecuencias. Por eso, los puentes se cargan de pesados camiones o los fármacos se prueban en dosis elevadas. Esa parte de la investigación garantiza los límites para un correcto uso de lo que se planea.


La sociedad no es así. Menos aún si la manejan unos políticos ávidos de poder y con nulos escrúpulos.


Unos de los grandes apartados pendientes que debe afrontar la humanidad o, al menos, nuestra sociedad más próxima, es el tema de la procreación y aquellos que se deriven de este.


Actualmente, el tener un hijo se ha establecido popularmente como un derecho. Un derecho al que sólo la mujer tiene acceso (aunque constituya un caso de discriminación positiva brutal) y que estimula el crecimiento de familias monoparentales versus el modelo tradicional como alternativa de vida sostenible a los tiempos que corren.


En el campo era frecuente oír que las perras debían preñarse al menos una vez en la vida para prevenir problemas de salud. Desconozco la veracidad científica de tal dicho pero los humanos hemos adoptado esta máxima y ahora es raro que una mujer llegue a la edad madura sin haber tenido al menos, la opción de cumplir con su deseo de ser madre (ya se sabe que ningún hombre desea ser padre, por eso San José era padre putativo).
Emulando a la Virgen María, cualquiera puede acceder, independientemente de sus capacidades para ser madre, a una fecundación (en muchos casos sufragada con el dinero de todos) y, de ese modo, escapar del tedioso yugo al que la biología universal y, por ende, el patriarcado, somete a las féminas por el hecho de tener que depender de un macho que las complete.


En el caso extremo de esta situación, nos encontramos con el de Lina Álvarez, la gallega que va a dar a luz a un nieto.


Sí, a un nieto.


No contenta con garantizar para su hijo la mitad de los familiares que un niño normal posee además del valioso aporte que supone poseer un padre o, al menos una segunda persona en el rol de cuidador y tutor, va a asegurarle una efímera convivencia con su madre gracias a su avanzada edad, cuando no, tener que encargarse de su cuidado y del de su hermano discapacitado a una edad más que prematura.


El egoísmo es consustancial a la humanidad y este, escondido bajo el noble parapeto de la maternidad, es otro caso flagrante de egocentrismo, irresponsabilidad e insensatez.


Hace mucho tiempo que superamos a la ficción. quizás por ello el western nunca pase de moda.


Enhorabuena a la madre.

lunes, 15 de agosto de 2016

RAFA NADAL FOR PRESIDENT

Parece que resulta unánime que Rafa Nadal es el mejor deportista de la historia de España. Los medios catalanes encumbran a Xavi, pero ya se sabe, no es un criterio muy fiable.

En estos últimos días, la figura de nuestro célebre manacorí está repuntando cotas de popularidad propias de cuando era número 1 de la ATP. Oro en dobles y lección magistral de sacrificio y espíritu olímpico.

Reconozco que el zagal me cae de maravilla y he seguido su carrera con bastante interés, teniendo en cuenta el interés que me suscitan los deportes en general, que es cada vez menor.
Tras observar el aluvión de elogios por sus últimas gestas olímpicas y apreciar su titánico esfuerzo incluso en las derrotas, no he podido resistirme a politizar su figura y pensar en Rafa como un hipotético presidente del gobierno de España que quizás reuniría más requisitos para el puesto de los que creemos.

- Los políticos no pasan cribas de aptitud, como mucho, y no todos, primarias.
Rafa se somete constantemente a las exigencias del ranking mundial de su profesión. No puedes vivir del tenis siendo un patán pero sí de la política. De hecho, es el requisito más extendido entre nuestros diputados y representantes públicos. Si no eres realmente bueno, no estás. No hay barones ni circunscripciones, solo esfuerzo y talento.
¿Un dirigente que sepa valorar lo que es el esfuerzo? ¡¡Temblad perroflautas y podemitas!!

- Los políticos han logrado que Sálvame parezca un programa culto. Sus continuas apariciones en los medios solamente fomentan el "y tú, más" en lugar de ser puntos de análisis y construcción en pro de los demás.


Rafa es discreto incluso ante las peores críticas de los franceses más iracundos. Sabe retirarse a tiempo y aceptar las inconveniencias de las lesiones en lugar de culpar a los rivales, a la pista o al clima.

- Ningún político posee la planta y la imagen de Rafa. En una época en la que el aspecto tiene tanta importancia, Rafa gana por 2 sets a cero a todos los políticos profesionales en imagen y proyección exterior. No me veo a Iglesias de imagen de Tommy Hilfiger.



- Los políticos siempre se la están cogiendo con papel de fumar a la hora de nombrar la palabra España y criticar el independentismo.

Para Rafa solo hay un país. ESPAÑA.

Verlo representar a la comitiva olímpica ha sacado el aplauso espontáneo hasta de los más secesionistas y pancatalanófilos. Siempre ha llevado los colores nacionales con orgullo y nunca ha dado lugar a interpretaciones con lenguas y signos cooficiales.



- En Aston Martin o Ferrari, Rafa no levanta dudas sobre su patrimonio. Cuenta con el expediente impoluto que muchos de nuestros políticos querrían tener. Genera confianza y desprende honradez. Dudo mucho que fuese capaz de manejar peor nuestro erario de como lo han hecho nuestros dirigentes y de como lo harían los que pretenden actualmente la Moncloa.

- Con una vasta experiencia internacional, Rafa se desenvolvería a las mil maravillas por el mundo ante las visitas y encuentros que su cargo exigiese. Algo que no podemos decir de muchos de nuestros mandatarios.

- No tiene formación universitaria, pero acabaría requiriendo del mismo número de asesores que nuestros políticos, que sí tienen estudios, másteres y posgrados. A fin de cuentas, lo que se necesita para ser presidente del gobierno es sentido común, honradez y sentido de Estado. Rafa va sobrado de ellos. Seguramente siempre pensaría en el bien de la mayoría antes de en lo que más votos le proporcionase.

- Recientemente, filopodemitas y comunistas lo han incluido en sus listas de personas a odiar. No hay mejor indicador para saber que estás en el buen camino que ganarte el rechazo de las cigarras de la sociedad y mejor aún si usan la palabra facha.

Podría seguir enumerando motivos por los que Nadal tendría que subir al estrado del Congreso, sacarse los calzoncillos del culo y hacer un ace simbólico a tanto incompetente que mora por allí, pero valgan estos 8 para demostrarle mi admiración por su trayectoria profesional y por las olimpiadas que ha hecho, medalla de oro incluida.


¡¡Enhorabuena Rafa!!
Eres muy grande.

viernes, 5 de agosto de 2016

EL BUENISMO SOCIAL

Me he criado entre atentados de ETA. 50 años de asesinatos, extorsión, chantajes y violencia urbana para acabar, después de cada suceso, con el político de turno (rey de España incluido) oyendo expresiones del tipo:

"No nos vencerán"
"La barbarie de la violencia no podrá con el Estado de Derecho"
"la democracia prevalecerá"

ETA dejó de matar y atentar (que no rindiéndose, entregando las armas, desapareciendo y pidiendo disculpas por sus actos) porque se le abrieron las puertas de nuestras Instituciones y ya no necesitó quitar más vidas. Cualquier otra interpretación de lo sucedido es como decirle a tu rival que le vas a romper la mano con la cara.

Ninguno de nuestros putrefactos representantes ha sido capaz de llamar a las cosas por su nombre y, los pocos que se han atrevido, han sido apartados de la política.

Esta situación es la que ha llevado a que la gente presencie titulares como el que Público daba hace escasos días sin caer en la atrocidad que supone aceptar un hecho así.

Toda su redacción es en sí una oda a la miseria personal y a la repugnancia progre más asquerosa que se pueda vomitar.

Debemos felicitarnos porque la hermana de un etarra de mierda sea considerada víctima y debemos darle ánimos en su carrera hacia la presidencia del Gobierno vasco porque Arnaldo Otegi, otro etarra asqueroso, no se lo va a poner fácil.

Se ve que es peor ser de cal viva que de 9mm parabellum. Para mí, no hay diferencia pero no tengo por qué pagar los platos rotos del mal hacer de los "progresistas".


Desde que el islam penetró en nuestra sociedad con bomba y pistola, no paro de encontrar similitudes y paralelismo con la postura que nuestros dirigentes están tomando sobre el asunto.
Vuelven los eslóganes de los 80 y 90. Vuelve la apuesta por la solidaridad y vencer al enemigo con abrazos y tolerancia.Vuelve el "son solo unos pocos" y vuelve el "debemos ser firmes y vivir con determinación"

Veo serias muestras de que vamos poquito a poco a repetir como con ETA. 

Nos plegamos ante las exigencias de los que vienen a nuestra tierra y con los que mostramos la tolerancia y hospitalidad que no tienen con los demás.

--Pero son unos pocos.

Empiezan a exigir respetar sus costumbres cada vez con más fuerza en vista de nuestra debilidad y falta de cohesión social.

--Pero son cuatro radicalizados.




Ha causado revuelo la respuesta de Carlos Herrera a una persona que se burlaba de las procesiones, como ya hizo en su día la divulgadora Clara Grima.
Me gustaría saber qué pasaría si el mismo individuo que se ríe de los que disfrutan viendo pasear un muñeco, se riese de esto:







































--Pero solo son algunos los que interpretan así el Islam.

Los medios se esfuerzan en hacer ver como exaltados, locos o perturbados aislados a los que acuchillan gente o perpetran atentados en nombre de Alá, pero quizás nos estemos equivocando de actitud con los intolerantes.



¿Cuántos pocos de esos que matan y ponen bombas hacen falta para que se empiecen a considerar unos muchos?

¿Qué pasaría si en los autobuses se alabase a la Virgen María o a Jesucristo? ¿Cuántos progres enfurecidos empuñarían la bandera del laicismo para evitar semejante atentado fascista a la Constitución Española?
(Para colmo camuflan la campaña como un acto para ayudar a los sirios afectados por la guerra)

¿No hemos aprendido nada de los 1000 muertos de ETA y los 300000 exiliados por la causa vasca?



Toda esta violencia irá en aumento.
Si hace unos días un político escandinavo justificaba su propia violación por un refugiado, pronto justificaremos que las mujeres tengan que llevar velo al entrar a ciertos barrios o que no puedan ir solas. Al tiempo. Más pronto que tarde.

Avisados estáis.

lunes, 1 de agosto de 2016

Y COMIERON PERDICES

El amor lo puede todo. El amor. Seguro que todos los que vais teniendo la perspectiva del tema que da la edad sabéis de lo que hablo.

Si faltaba un ingrediente más a nuestra ensalada patria, había que ponerlo. Una boda.

En un país que se disgrega, sin gobierno posible y, al borde de unas terceras elecciones que generan la misma pereza que tragarse la entrevista de la Esteban sobre sus problemas con Toño Sanchís, ponerle un punto de amor, es algo muy estival y humanizador.

Si, para colmo, la historia es entre una bella charnega jerezana y un catalán independentista autóctono, lo tenemos todo para empezar a comer pipas y morir de amor.

No puedo negar que Rivera me entró por los ojos hace ya casi 9 años y llegó a seducirme hasta que me dí cuenta de que Ciudadanos cumplía todos los requisitos de partido político franquicia. Es decir, un partido indefinido, hueco y al son de los acontecimientos.

Un partido que ha hecho de la ambigüedad su enseña y que se ha desdicho de todo lo posible no podía más que llevar a cabo una boda a la altura de su base doctrinaria: "ni contigo, ni sin ti, sino todo lo contrario".

Es verdad que hay parejas en las que uno es del Madrid y otro es del Barcelona. Hay parejas en las que uno es de campo y otro de playa, de izquierdas y derechas... Pero que una gaditana de centroizquierda afincada en Barcelona que aboga por el catalanismo español (o el españolicismo catalán, no lo sé) se case con un catalán de derechas con pedigrí independentista es demasié pal body.

Por si fuera poco, él deja su partido y entrega las armas en un tweet cargado de simbolismo.

"En un Estado de derecho, los límites los marcan los jueces, siempre. Los políticos hacen las leyes, los jueces las hacen cumplir".

Velázquez bien podría haberse hecho cargo también del asunto.

Al igual que Groucho, Xavier Cima también tiene otros principios.



Particularmente, lo que cada uno entregue por la otra persona me importa un bledo, todos hemos tenido que clavar la rodilla en mayor o menor medida por la otra persona y, el que no se ha quitado los pendientes, se ha cortado el pelo o ha dejado de poner Leño después de comer. Tragarse los principios es otra cosa.

Los principios son esa huella que todos tenemos y que nos proporciona la dignidad con la que nos movemos por la vida. Aunque sea por amor, nadie debería renunciar a ellos o cambiarlos y, mucho menos, exigir su renuncia a la otra persona.

Sea como fuere, si ya me pareció una pantomima ver a la cúpula naranja disfrutar del partido de España como cuando Bush leía cuentos a los niños, ver esta boda me hace ratificarme en mi idea de que votes a quien votes, todo es susceptible de cambiar si se "aplica" la suma necesaria.




Oír hablar catalán a un andaluz me sorprende tanto como cuando sale Picardo hablando en perfecto andaluz mientras reivindica su gibraltaridad. Como poder, se puede, pero va a ser genial ver a Cima
parlan catalá rodeado de gente con cartuchos de chocos y ortiguillas.

Sólo la política y la codicia por el poder pueden dar lugar a estas situaciones. Sánchez saca la bandera de España en sus mítines cuando es preciso buscar el voto del socialista nacional, Iglesias es socialdemócrata y Otegi, hombre de paz. A ver quién dice la burrada más gorda. Quizás por eso Rajoy hable tan poco.

En cualquier caso, les deseo felicidad y que, cuando les expliquen a los hijos en qué país viven, se preparen antes el tema. Me parece que si improvisan la charla, no les va a salir muy creíble.


¡¡A soplar la pita!!

jueves, 28 de julio de 2016

CUANDO LA DISCRIMINACIÓN ES POSITIVA

Pues eso, que uno se harta de oír sandeces y se pregunta hasta dónde va a dar de sí el tema de la igualdad y la lucha de géneros. Lo último, este artículo en el periódico del papi de Ignacio Escolar.

Las depresiones exógenas en mujeres vienen acarreadas por el machismo.

Nadie va a ser capaz de pensar en que, a lo mejor, el rol masculino que intentan imponer a la mujer es incompatible con la salud mental en lugar de culpar - nuevamente - al "patriarcado", de que una mujer no pueda compaginar eso de ser madre, amante, amiga, trabajadora a tiempo completo, deportista, it girl y, además, tenga que cargar con las preocupaciones y desdichas que supone vivir en los tiempos que corren y estirar el sueldo para ser trendy, viajar, pagar hipoteca, tener el vientre plano y ser madre soltera (que para eso tú puedes y los malditos hombres, no).

Es más fácil culpar al sexo opuesto, que lleva milenios conformándose con un plato de comida, descanso y sexo para ser feliz, de toda la opresión que la mujer recibe y, por eso, generamos una sociedad repleta de ideólogos y organizaciones dispuestas a llevar a la realidad la quimérica igualdad real aunque sea a costa de dar lugar a situaciones esperpénticas que todos pagamos con nuestros impuestos o, peor aún, a la más bochornosa de las desigualdades y las discriminaciones; la positiva.


A ver si tanto colectivo, tanta ley de igualdad y medidas para la paridad, solucionan algo que, por lo menos a mí, me resulta sorprendentemente desigual (aunque no negativo). Si hubiese un 88.4% de hombres ocupando las plazas de enfermería de los hospitales, seguro que más de una feminista de pro habría puesto el grito en el cielo... Hay que joderse.

Benditos seáis

miércoles, 27 de julio de 2016

LA CULPA ES DEL SISTEMA



























Si no fuera porque la maldita izquierda caviar española siempre va dando lecciones mesiánicas de moralidad y humanidad con su talón sin fondos firmado por el banco de Narnia, lo de Echenique no habría tenido la mayor trascendencia.

Tiene razón al quejarse de la dificultad que supone tener que dar de alta al que va a tu casa a ayudarte o al que inicia una pequeña actividad empresarial. 

Piensen por un momento en todas aquellas personas que van un día a la semana o al mes a casa de unos ancianos para hacer esa limpieza de ventanas que tanto cuesta realizar a los abuelos. Añádanle la burocracia pertinente en la tesorería de la Seguridad Social o - previo pago - en la gestoría de turno y, súmenle el control fiscal de los míseros euros que se va a llevar el trabajador         por una actividad con la que difícilmente pueda sumar un salario digno o - peor aún - evadir       impuestos a una cuenta en Suiza.

Piensen en esas familias de trabajadores a jornada completa a los que las tareas domésticas les supone un reto inalcanzable después de entregar su día al trabajo por el que posiblemente cobren poco más de 1000 euros. Piensen en el tiempo que les queda para pasar con sus hijos en esa sociedad tan feminista que estamos modelando en la que sólo valemos por nuestra capacidad de generar ingresos y hacer tareas más o menos cualificadas y en las que la familia es un concepto a batir.
¿Es tanto delito dar un sobre en mano a una persona que vaya a sacar adelante la plancha un día a la semana o a levantar del sillón a un enfermo de 20 h a 20:30h para que no se ulcere?

¿Hacemos realmente un favor a un trabajador en pluriactividad con un montón de pequeños pagadores?

Desperdiciadores del trigo, ahorradores del salvado. El PP sigue con su caja B impune, la gente poderosa y las grandes corporaciones moviendo dinero a paraísos fiscales a manos llenas y ahora resulta que el cogollo de nuestra economía está en dar de alta en la seguridad social, tributar y fiscalizar por 10 horas de trabajo mensuales.
Ninguno de nuestros expertos en economía es capaz de vislumbrar los problemas reales de nuestra Hacienda. 
Nadie diseñará nunca un sistema fiscal para los curritos. El sistema de tramos funciona con la misma inexorable crueldad que un tumor. 




Si ganas 20201€, estás jodido. Ese trabajito de 100€ que cogiste te ha sacado de tramo. Esos 100€ te van a hacer tributar 600 o quizás más. Nadie en el Gobierno lo solventará nunca por muy ilógico que parezca.

Esos 80€ que dedicas al mes en tener la ropa planchada o en que alguien te ayude todas las mañanas en asear al abuelo deben convertirse en 90 por obra y gracia del Estado y, a su vez, esos 80 se convertirán en 70 para la persona que realiza la tarea. Razonable. La casa siempre gana.

Esto no es un tema de izquierdas o derechas, es más bien un tema de sentido común. Que no te salga rentable levantarte a trabajar es el síntoma más evidente de que lo estamos haciendo fatal y, al final, por mucho máster en Harvard, siempre terminarán subiendo impuestos para tratar de arreglar el desaguisado.

Pablete, arrostra las iras desde tu silla motorizada, te las mereces por listo. Aunque todos sepamos que la gente se hace pis en la ducha teniendo un inodoro al lado.

A soplar la pita!!



lunes, 11 de julio de 2016

LA POLILLA Y EL BICHO

Me da la impresión de que esta ha sido una de las peores Eurocopas que he vivido. No sé si por el bajo nivel de juego en general, por tener unas segundas elecciones generales en medio o porque Portugal ha ganado demostrando que uno se puede llevar el torneo sin jugar al fútbol.

En cualquier caso, siempre es de agradecer que, al llegar la tarde, el verde de la pantalla ilumine el salón y se oiga la más que acertada retransmisión de los chicos de Telecinco como banda sonora de un final de día estival.

El fútbol es la manera más fácil de evadirse de una sociedad corrompida hasta la médula. Aún habiéndose convertido en un Sálvame deportivo manchado de violencia, corrupción y estafadores, el poder olvidar que estamos en manos de ineptos y compartimos urnas con 6 millones de personas a las que les parece bien la defensa del terrorismo, la destrucción de la Iglesia Católica (que no promover el laicismo) y la adopción del comunismo como modelo socioeconómico, no tiene precio.

La imagen que resume todo el mundo de mierda en el que vivimos se plasmó anoche en una secuencia surrealista como pocas he presenciado en mi vida.

Justo cuando el prohombre y héroe futbolístico de la década era vilmente dañado de muerte, como sucedía en Gladiator, para gozo del malvado galo opresor, una polilla acudía a consolarlo.
Un momento que la alta definición ayudó a convertir en un poema homérico.
Todo un suceso para la reflexión teniendo en cuenta que en ciertas culturas , la aparición de una polilla
es un mal presagio.

Quizás augure una lesión de rodilla fatal o ese pequeño empujón que necesitaba su caché treintañero para poder afrontar el ocaso de su carrera con un nuevo aumento de ficha.

O quizás, lo que le dijo es que, gracias a su salida, Portugal iba a empezar a hacer el fútbol que nunca jugó en la competición y que debe ir pensando más en el equipo si quiere seguir cosechando éxitos.

Premonitorio lo que pasó después ¿No?

Pasase lo que pasase con la polilla, hubo un nutrido grupo de seres vivos que pasó la final festejando la muerte de una persona y sacando a la gente de bien del onírico balompié para llevarla de nuevo al crudo día a día de la sociedad española.

El animalismo de los animalistas. Aquellos que confunden defender a los animales con festejar el horror y la desgracia ajena.

De los que buscan su ratico de gloria en las redes sociales incluso a costa de restregar a la viuda de Víctor Barrio lo bien muerto que está su marido.
Aquellos que lo celebran y amenazan con compartirlo con los alumnos a los que educan para gloria de nuestro fallido sistema público marxista de educación o integrarlo programáticamente en el partido político con el que simpatizan y al que, de nuevo, votan 6 millones de personas.

Siempre hay gente que te recuerda que el último de la clase amenaza con ser tu jefe. Que esa historia de que hay que esforzarse en la vida es falsa y que España está tan vacía de moral como de futuro.

He visto suficientes corridas de toros para saber que no me gusta la tauromaquia, pero también para saber que no debe ser un político el que las prohíba sino el convencimiento de una sociedad.
Mientras veamos legítimo lancear a un toro hasta la muerte o congratularse de que un pitón atraviese el pecho de una persona, nunca llegaremos a una solución razonada y razonable sobre el futuro taurino.


DEP Víctor Barrio y mis condolencias a su familia y a las familias de los que han celebrado su muerte.